22 DERROTAS NAVALES BRITÁNICAS








Fallido ataque británico a Cartagena de Indias en 1741

WIKIPEDIA


Víctor San Juan ha seleccionado los más representativos fracasos de la Royal Navy para trazar una obra donde la intervención de la Armada española es crucial. De las incursiones castellanas en la Guerra de los Cien años al punto final que supuso Singapur, 570 años de victorias y tropiezos

¿Eran los británicos invencibles en la mar? Si hiciéramos caso aHollywood eso parecería, salvo porque es completamente falso. 
Víctor San Juan, uno de los autores más prolíferos de historia naval en España, presentó este jueves en el Salón de Actos del Cuartel General de la Armada el libro «22 derrotas navales británicas», que amenaza con terminar con el mito de la invencibilidad inglesa, al menos en nuestro país.
«Si le pedimos a un inglés o a un español que cite tres derrotas de la Armada española, si es mínimamente conocedor de la historia, lo hará sin muchas dificultades: la Armada invencibleTrafalgar y la Guerra de Cuba, dirá probablemente. No obstante, si le pidiéramos que hiciera lo mismo con la Royal Navy le sería casi imposible mencionar siquiera tres», explica Víctor San Juan. Según el trabajo realizado por este autor para la editorial Navalmil, que originalmente empezó con una lista de 30 derrotas, los fracasos británicos son muy frecuentes: en el periodo de máxima efervescencia de su flota ocurrieron uno cada 20 años.
Frente a los falsos mitos y la dejadez española, nació la idea de crear un libro para cubrir «las piezas que faltan en nuestra historia». «Muchas derrotas las causó España, pero aquí permanecemos anclados a la cultura de la derrota», sostiene Alejandro Klecker, editor de Navalmil. Con el mismo propósito de «22 derrotas navales británicas», Klecker y su familia comprometieron hace pocos años su patrimonio personal y todo su entusiasmo en la creación de una editorial que ayudara en la divulgación de la cultura naval y a arrojar luz sobre episodios olvidados de un país que se empeña, una y otra vez, en vivir de espaldas al mar. «A nivel de colegios e institutos no se aborda apenas la historia naval, pero es que en la universidad hasta hace poco era una total desconocida», señala el editor del libro, que recuerda que la Cátedra de Historia Naval fue creada recientemente.
LUIS ALEJANDRO
Presentación del libro «22 derrotas navales británicas». El editor, Pedro Giner de Lara, el autor y el Almirante J. Antonio González Carrión
A lo largo de los 570 años de Historia que recorre el libro, Víctor San Juan repasa desde derrotas inglesas que hoy día parecen estar recuperándose del olvido, como Cartagena de Indiasla Contraarmada o Tenerife, hasta otras confrontaciones desconocidas para el gran público como Veracruz, Atacames, Cádiz o el Raid del Medway. Entre las más ignoradas por el tiempo, el autor madrileño se detiene en la Incursión Castellana de 1380, cuando Fernando Sánchez de Tovar logró penetrar por el Támesis y asolar Gravesend.
No en vano, pese a lo que pudiera parecer por el título, el libro no busca la revancha contra un país que «hoy está unido a España por fuertes lazos militares a través de la OTAN y por la lucha común contra la barbarie que representan amenazas como el Estado Islámico», precisa Klecker. Así, la obra «22 derrotas navales británicas» también sirve para poner en liza el intercambio tecnológico y táctico entre las escuadras de ambos países. Si bien es cierto que España copió las nuevas técnicas de construcción naval a mediados del siglo XVIII a través de figuras como el espía y científico Jorge Juan, también lo es que la aparición del primer Destructor español influyó enormemente en los diseños de la Royal Navy. Asimismo, el sistema de convoyes usado por la Flota de Indias desde tiempos de Felipe II para trasladar los metales preciosos desde el Nuevo Continente fue posteriormente imitado –aunque resulte complicado encontrar a algún autor inglés que lo reconozca– por los británicos en la Primera y en la Segunda Guerra Mundial para esquivar a los buques y submarinos alemanes apostados en el Atlántico.

Cuatro preguntas a Víctor San Juan

¿Y qué es un clásico?

“Fuera de los clásicos no hay salvación”, decía don Tomás Carrasquilla. Y es cierto. No es necesario tener un olfato muy fino para descubrir detrás de un escritor su contacto y su experiencia con la literatura clásica. Una experiencia que es básica, ineludible. Pero que no debe ser una disciplina impuesta, académica, sino una necesidad interior, espontánea, natural. No se es escritor por el simple hecho de haber leído los clásicos, pero cuando alguien siente la vocación de escritor, esa ebullición interior que lo lanza a crear literariamente, tarde o temprano tiene que sumergirse en la lectura y estudio de los escritores clásicos. No para aprender, no para usufructuar, sino como vivencia espiritual, estética. Como fuente de inspiración.
Hay que volver a los clásicos. Y el quinto centenario del nacimiento de Santa Teresa de Jesús, que se celebra el próximo 28 de marzo, nos proporciona la ocasión para leer o releer sus obras. Hay un inmenso placer en la relectura. Es una pausa enriquecedora en la que logra uno liberarse del dominio esclavizante de los libros nuevos, que no dan tiempo ni espacio para leer los viejos. Es una lectura sin presiones publicitarias ni de otra índole, un simple y espontáneo movimiento del alma. El regreso a un paisaje interior. Con ese dejo de inmortalidad que tiene la melancolía.
Pero, ¿qué es un clásico? Ortega y Gasset decía que “clásico es cualquier pretérito tan bravo que, como el Cid, después de muerto, nos presente batallas, nos plantee problemas, discuta y se defienda de nosotros”. Definición que, sea dicho de paso, se acopla perfectamente a la santa carmelita española.
Lo clásico no es una simple categoría temporal. Es una permanencia pugnaz, inquietante. Eso es lo que le da su redondez, su perfección. Lo que parece desmañado, adquiere fuerza por la intensidad creadora que lo originó. Clásica, insistimos, es Teresa de Jesús, pero su estilo es desbordado, desaliñado, coloquial, espontáneo, incorrecto en algún momento. Escritor clásico no es el que se somete a la gramática, a la retórica, sino el que la crea, la hace, la impone por su fuerza interior. Volver a los clásico, entonces, no es de ninguna manera imitar a los clásicos.
A este respecto comenta Azorín: “Imitad a los clásicos -Se dice a los jóvenes-. No intentéis innovar. Y esto es contradictorio. La buena imitación de los clásicos consiste en apartar los ojos de sus obras y ponerlos en el porvenir, ellos lo hicieron así. No imitaban a sus antecesores, innovaban. De los que fueron fieles a la tradición, ¿quién se acuerda? Su obra es vulgar y anodina; es una repetición del arquetipo ya creado”.
Los quinientos años del nacimiento de santa Teresa, escritora clásica española por antonomasia, nos da pie para esta invitación de volver a los clásicos. Y no hay sino un camino: leer (o releer) sus obras.

http://www.elcolombiano.com/

Biografía:Michel Eyquem de Montaigne (Castillo de Montaigne, Saint-Michel-de-Montaigne, cerca de Burdeos, 28 de febrero de 1533 - ibíd., 13 de septiembre de 1592)

(Michel Eyquem, señor de Montaigne; Périgueux, Francia, 1533-Burdeos, id., 1592) Escritor y ensayista francés. Nacido en el seno de una familia de comerciantes bordeleses que accedió a la nobleza al comprar la tierra de Montaigne en 1477, fue educado en latín, siguiendo el método pedagógico de su padre. Más tarde, ingresó en una escuela de Guyena (hoy Aquitania), donde estudió poesía latina y griega, y en 1549 empezó a estudiar derecho en la Universidad de Tolosa.

A partir de 1554 fue consejero en La Cour des Aides de Périgueux, sustituyendo a su padre, y cuando ésta se disolvió, pasó a formar parte del Parlamento de Burdeos. Allí conoció al poeta y humanista Étienne de la Boétie, con quien trabó amistad. Poco interesado por sus funciones parlamentarias, frecuentó un tiempo la vida de la corte. En 1565 se casó con Françoise de La Chassagne, y tres años después murió su padre, heredando la propiedad y el título de señor de Montaigne, lo que le permitió vender su cargo en 1570.

Crónica personal de una leucemia. Antonio Muñoz cuenta en un libro cómo ha superado la enfermedad

La obra, cuyos beneficios van destinados a la Fundación Carreras, conciencia sobre la importancia de donar médula

A los 28 años, Antonio Muñoz Paredes era un joven más. Licenciado en Ciencias Ambientales por la Universidad de Almería, amante de la cultura italiana y colchonero de corazón, no fumaba, bebía lo normal para un chico de su edad y jugaba al fútbol a diario. Sin embargo, la mañana siguiente al día de Reyes de 2010 le diagnosticaron leucemia.

Se confirmaba así el peor de los temores que daba vueltas en su cabeza debido a los síntomas que venía notando: no digería bien los alimentos y se cansaba haciendo el mínimo esfuerzo. “Había ido al médico y el apellido que le puso a la anemia que padecía, hemolítica, no me gustó nada. Sabía que significaba que mis glóbulos rojos se estaban rompiendo”, confiesa.

En ese momento, este joven criado en la Plaza Pavía inició una carrera de fondo con final feliz. “En 2010 me pasé todo el año, excepto tres meses, metido en una cama entre Torrecárdenas y el Hospital Universitario Reina Sofía de Madrid; 2011 fue horrible porque las defensas que había recibido no reconocían mi intestino grueso y no digería los alimentos y, por fin, en 2012 empecé la recuperación y el médico me permitió ir al gimnasio para recobrar mi masa muscular”, explica. 

En una de esas sesiones de gimnasio fue donde Muñoz Paredes se dio cuenta de la desinformación que había en torno a su enfermedad. “La gente empezó a preguntarme por los síntomas y por cómo se hacía el trasplante, algunos no sabían ni qué era la médula ósea”, recuerda.

Sí se puede 


Con el objetivo de demostrar que el cáncer sí se puede superar, el almeriense decidió contar su caso en un libro que muchos meses de trabajo después vio la luz con el título ‘Crónica de una leucemia’ (Círculo Rojo, 2014)

La obra, cuyos beneficios van destinados a la Fundación Carreras, recoge testimonios de otros afectados por esta enfermedad, conciencia sobre la importancia de donar médula ósea y propone alimentos que contribuyen a prevenir el cáncer.


Un factor clave en la recuperación de Antonio fue el hecho de que encontró a un donante compatible en Alemania. “Si no hay nadie en el ámbito familiar, se debe tirar de una red

Fragmento de 'Hombres sin mujeres', el nuevo libro de Haruki Murakami

    El escritor japonés presenta su más reciente obra, integrada por siete relatos
GUADALAJARA, JALISCO (27/FEB/2015).-Haruki Murakami ofrece a los lectores siete relatos en torno a la soledad que precede o sigue a la relación amorosa: hombres que han perdido a una mujer, o cuya relación ha estado marcada por el desencuentro.




El timbre del teléfono me despierta pasada la una de la madrugada. Una llamada telefónica en plena noche siempre resulta violenta. Es como si alguien intentase destruir el mundo valiéndose de una brutal pieza metálica. Como miembro del género humano, tengo la obligación de acallarlo. Así que me levanto de la cama, voy a la salita de estar y descuelgo el auricular.



Una voz grave de hombre me da un aviso: una mujer ha desaparecido para siempre de este mundo. La voz pertenece al marido de la mujer. Por lo menos así se presentó. Y me dijo algo: «Mi mujer se suicidó el miércoles de la semana pasada y, en cualquier caso, pensé que debía comunicárselo »; eso me dijo. En cualquier caso. Su tono me pareció desprovisto de todo sentimiento. Daba la impresión de que dictara un texto para un telegrama. Apenas había silencios entre palabra y palabra. Un aviso puro y duro. La verdad sin ornamentos. Punto.



¿Qué respondí yo? Debí de decirle algo, pero no recuerdo qué. De todas formas, se hizo un silencio. Un silencio como si cada uno nos asomásemos a un extremo de un hondo agujero abierto en el medio de una carretera. Luego él colgó, sin más ni más, sin haber añadido nada. Como si suavemente depositase una frágil obra de arte en el suelo. Y yo me quedé allí plantado, con el teléfono en la mano, absurdamente. En camiseta blanca y bóxers azules.



No sé de qué me conocía. ¿Le habría dicho ella que yo era un «viejo amante»? ¿Para qué? ¿Y cómo es que tenía mi número, si no viene en la guía telefónica? Además, para empezar, ¿por qué yo? ¿Por qué tuvo el marido que tomarse la molestia de llamarme e informarme de que ella había desaparecido para siempre? Me resulta difícil creer que ella se lo pidiera por escrito en el testamento. De nuestra relación hacía una eternidad. Y una vez rota, nunca volvimos a vernos. Ni siquiera a hablar por teléfono.



Pero, en fin, eso no tenía importancia. El asunto es que no me dio ni una sola explicación. Él creyó que tenía que informarme de que su mujer se había suicidado. Y en algún sitio consiguió el número de teléfono de mi casa. Pero no vio necesario informarme de nada más. Todo indica que su intención era dejarme en ese punto intermedio entre el conocimiento y la ignorancia. Pero ¿por qué? ¿Pretendería hacerme pensar en algo?



¿En qué?



No lo sé. El número de interrogantes sólo fue en aumento. Como un niño que estampa su sello de juguete sin ton ni son en su cuaderno.



Y es que ni siquiera tenía idea de por qué se había suicidado o cómo había puesto fin a su vida. Aunque hubiera querido averiguarlo, no habría podido. Desconozco dónde vivía y, ya puestos, ni siquiera sabía que se hubiera casado. Como es natural, tampoco sé su apellido de casada (el marido no me dijo su nombre por teléfono). ¿Cuánto tiempo había estado casada? ¿Había tenido hijos, hijas?

El Estado Islámico quema 8.000 libros antiguos y manuscritos en Mosul

Los yihadistas solo han dejado en las librerías de la ciudad las obras de contenido religioso

Los terroristas del Estado Islámico han destruido al menos 8.000 libros antiguos y manuscritos que estaban en la Biblioteca Pública de Mosul. La acción supone la destrucción de un patrimonio cultural de valor incalculable. "Los terroristas del ISIS han hecho estallar la biblioteca con explosivos", ha explicado Ghanim al-Ta'an, director de la libreria.
Según informa el 'The Fiscal Times', la librería fue creada en 1921. Entre los libros destruidos por los yihadistas hay manuscritos del siglo XVIII, libros siríacos imprimidos en la primera imprenta del país, obras de la época otomana así como periódicos iraquís de principios del siglo XX. La biblioteca contaba con valiosos objetos como antiguos astrolabios árabes.

LEGADOS PRIVADOS

Además, el establecimiento había ido recogiendo las bibliotecas privadas de grandes familias de Mosul. El de los yihadistas no es el primer ataque que sufre la biblioteca, que ya fue saqueada en el caos que siguió a la ocupación estadounidense. No obstante, en aquel momento, los vecinos del establecimiento se llevaron a sus casas lo libros más valiosos para protegerlos de los saqueadores y, cuando pasó el peligro, los devolvieron al centro.
Además de la Biblioteca, los yihadistas han destruido el teatro de Mosul y la iglesia de la Virgen María de la ciudad. Antes, los terroristas ya habían quemado la biblioteca de la Universidad de Mosul y habían requisado todos los libros de las librerías de la ciudad que no fueran de contenido religioso. Según las autoridades iraquís, los terroristas han destruido más de 100.000 obras.

Santiago Posteguillo reivindica el componente didáctico en la novela histórica

Santiago Posteguillo, profesor de Filología Inglesa de la Universitat Jaume I y reconocido escritor, fue el protagonista de la pasada sesión del ciclo «Diálogos en la Llotja», en la que conversó con Vicente J. Benet, catedrático de Comunicación Audiovisual y Publicidad de la UJI, sobre novela histórica y cine.

Posteguillo puso de relieve la importancia de las Humanidades no sólo por su aportación al mundo del entretenimiento con la literatura, el cine o la televisión sino por su labor de preservación del pasado. «Se puede utilizar el entretenimiento para recordar de dónde venimos y así poder entender lo que se ha hecho mal para tomar mejores decisiones en el futuro. Preservar el pasado es parte de nuestra función y hay que hacerlo de forma novedosa para captar a las audiencias de hoy en día» apuntó.

Feria cubana del libro promovió homenajes a Don Quijote

La XXIV Feria Internacional del Libro de Cuba suscitó el pasado lunes en la capital cubana numerosos homenajes a la obra cumbre de la literatura española,

El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha. Intelectuales de varios países convocados por la mayor fiesta literaria del país inauguraron una exposición de homenaje a los 400 años de la publicación del segundo tomo del Quijote, en la sala Rubén Martínez Villena de la Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba (Uneac). 

Horas antes, el director de la Editorial Universidad de La Habana, José Antonio Buajín, presentó el coloquio Andanzas cervantinas en América Latina y el Caribe, en el cual estudiosos cubanos ofrecieron una panorámica de la trascendencia del personaje en este continente. 

Según Buajín, Cuba tiene 23 ediciones de Don Quijote, 22 hechas después de 1959 y la presencia del caballero andante ha sido recurrente en todas las artes. El académico agradeció el homenaje ofrecido el día anterior a la obra literaria por la Orquesta Sinfónica Nacional y la compañía danzaria Irene Rodríguez, con un espectáculo que calificó de extraordinario y en el cual interpretaron a varios compositores clásicos españoles. 

La Biblioteca Central de la Universidad de La Habana expuso este lunes una colección de sus fondos bibliográficos sobre el Quijote que cuenta con reliquias como algunas ediciones raras, muy poco conocidas de la pieza. Mientras, en la propia academia el catedrático de la Universidad de Barcelona y Real Academia de Sevilla, España, 

José María Reyes Cano impartió una conferencia magistral acerca de los valores de Don Quijote 400 años después. 

Por otra parte, la Feria abrió un espacio en el Pabellón Cuba de esta capital para hablar sobre mujeres creadoras a partir de la presentación del libro Mujeres trascendiendo fronteras, una compilación de poemas escritos por 15 féminas cubanas y 15 guatemaltecas. 

Se van los poetas, quedan las ganancias

Nicaragua. Granada. El Festival Internacional de Poesía de Granada culminó ayer su onceava edición, en la que participaron poetas de 52 países y en una semana dejó muchas ganancias en el sector económico de La Gran Sultana

Luego de una semana de poesía por las calles de Granada, ayer se clausuró la XI edición del Festival Internacional de Poesía, dedicada al poeta y artista plástico Enrique Fernández Morales y en homenaje a la poeta costarricense Eunice Odio.

Alejandro Corral a propósito de su primera novela “El cielo de Nueva York”

“En estos días nos parece que la corrupción deprime el sistema y hunde su humanidad, pero siempre ha sido así aunque no lo viéramos. El que hoy lo percibamos a diario es gracias a la labor de ciertos medios de comunicación o de instituciones que actúan con la libertad de expresión que en otras épocas no existía”.


Juan Eslava Galán gana el Premio Primavera con una novela policiaca sobre Cervantes



  • 'Misterioso asesinato en casa de Cervantes' recrea la España decadente del Siglo de Oro




  • Con una novela cervantina Juan Eslava Galán ha conseguido elPremio Primavera que otorga la editorial Espasa y Ámbito Cultural de El Corte Inglés y que está dotado con 100.000 euros. "Misterio en casa de Cervantes" es el título de una obra en la que el autor jienense camina entre la novela histórica y la novela policíaca aprovechando un curioso suceso ocurrido al propio Cervantes cuando residía en Valladolid: la aparición de un cadáver en la puerta de su casa, donde residía con sus hermanas, las famosas Cervantas. Por esta circunstancia, la familia Cervantes fue encarcelada.
    Eslava Galán, que este jueves ha recibido la noticia de su premio en Sevilla cuando presentaba el ensayo "La Segunda Guerra Mundial contada para escépticos" (Planeta), aseguró que se siente especialmente contento por el éxito de esta novela cervantina, un tema muy querido por él. De hecho, ya dedicó una jugosa novela a Cervantes, con "El comedido hidalgo" (Planeta), con la que

    Las desventuras del Buscón

    • La Compañía Teatro Clásico de Sevilla repone en la Sala La Fundición la obra de Quevedo

    • La versión de Alfonso Zurro contempla el clásico desde la mirada del presente

    «Queramos o no estamos en nuestro tiempo y desde él observamos el pasado», advierte Alfonso Zurro, responsable de la versión y dirección de El Buscón, de Quevedo. Así se contempla esta historia de siglos cuyo fondo en realidad no ha cambiado mucho con el tiempo.

    La Fundición acoge el sábado y el domingo la versión que la compañía Teatro Clásico de Sevilla realiza sobre la historia del pícaro llamado Pablos, «ejemplo de vagamundos y espejo de tacaños» que ya estrenaron el pasado verano y que ahora viajará al Teatro Fernán Gómez de Madrid del 4 de marzo al 5 de abril.

    «Dentro de la complejidad propia que presenta la composición de esta novela, resulta una apasionante aventura dramatúrgica acercarla, aunque sólo sea tangencialmente, al universo cerrado de un escenario. ¿Pero cómo?», asegura Zurro sobre el reto que supuso poner sobre el escenario este ejemplo de la mejor literatura del Siglo de Oro.

    Como suele ser habitual en esta compañía, la versión del clásico es impecable y fiel, aunque no falta el guiño al presente, esa mirada con la que se contempla el pasado de la que hablaba Alfonso Zurro.

    La cofradía de pícaros y rufianes tiene muchas conexiones con el hoy más inmediato, como apunta Zurro acerca de las desventuras actuales:«Las hambrunas africanas, las migraciones desesperadas, las imágenes de las pateras cruzando el Estrecho, la aldea global, un mundo al alcance de la mano. También esos sucesos que han dado otro giro histórico como las torres gemelas, el 11M, la guerra del golfo... Todo suma, uno no puede sustraerse y sentirse un espectador virginal del siglo XVII».

    El director de un Buscón redivivo asegura que en este país de pícaros también se puede trabajar sobre el texto como un pícaro más: «Arramplar, construir, refundir, deconstruir, romper, enlazar, pegar, inventar, recopilar», sugiere como método de trabajo, porque éste es un Buscón que ha atravesado los siglos para llegar hasta aquí con toda la carga de experiencia de las épocas.

    Y Zurro sugiere al espectador que considere sobre todo esa mirada para hacerse algunas preguntas del estilo: ¿Qué queda de la picaresca en nuestra contemporaneidad? ¿Qué paralelismos o divergencias encontramos?

    Homenaje en La Habana al escritor francés Víctor Hugo

    Exposiciones, presentaciones y concursos se incluirán en la jornada, que del cinco al 30 de marzo rendirá homenaje en La Habana al poeta, dramaturgo y escritor romántico francés.

    Exposiciones, presentaciones y concursos se incluirán en la jornada, que del cinco al 30 de marzo rendirá homenaje en La Habana al poeta, dramaturgo y escritor romántico francés Víctor Hugo (1802-1885) en la Casa que lleva su nombre en esta capital.
      
    En esa institución cultural, ubicada en Calle O' Reilly, número 311 entre Habana y Aguiar, en la Habana Vieja; se iniciarán las acciones culturales con una muestra que durante todos estos días permanecerá bajo el título Castillos Franceses.

       
    La expo estará compuesta por reproducciones en láminas fotográficas de algunas de las fortalezas más importantes de Francia.

      
    Las piezas forman parte de la colección personal de Juan Gualberto Gómez (1854-1933), conservada en la Casa que rinde tributo a esta figura de la historia de Cuba y de quien también se celebra aniversario del natalicio.

     
    Para el viernes seis en igual escenario tendrá lugar en el Café Moliere la presentación de Museos y Casa Literarias, espacio que propone relevarle al público cubano aquellas figuras más importantes de la literatura gala y otras más contemporáneas del mundo francófono de manera general.

    Alfaguara publica "Réquiem habanero por Fidel" de J. J. Armas Marcelo

    "Réquiem habanero por Fidel" de J. J. Armas Marcelo es una novela sobre el derrumbe de un mundo que parecía eterno. Una crítica levantada desde el cariño y la complicidad, que trasciende la política y se adentra en los aspectos más frágiles de la condición humana. El libro ha sido publicado por la Editorial Alfaguara.


    El desgaste psíquico del viejo revolucionario
    El coronel Walter Cepeda es un jubilado con la mente dividida por dos voces irreconciliables: la lealtad a la Revolución cubana y su sentido común. La primera voz ha acallado a la otra durante toda su vida, pero cuando la hija exiliada de Walter le llama para decirle que Fidel ha muerto, todas sus convicciones se resquebrajan ante el lector.

    La nueva novela de J. J. Armas Marcelo pulveriza los tópicos sobre Cuba con el tono de una confesión. El narrador habla atropelladamente y se justificara ante el lector, como si se enfrentara a un jurado. A lo largo de esta revisión del estado de conciencia, el viejo revolucionario da cuenta de episodios reales, cosidos a la trama sin artificio, pues son partes del discurso de su vida.

    La historia viva de Cuba brota en sus palabras como un espejo roto: cada fragmento de sus memorias refleja una imagen ligeramente distinta del protagonista, un hombre cansado de luchar por una Revolución también cansada y crepuscular. Para colmo, sus seres más queridos, su ex mujer y su hija, atacan con saña sus convicciones. Y todos los amigos, cómplices, rivales y compañeros parecen haberlo abandonado.

    Réquiem habanero por Fidel es el soliloquio, plagado de voces, de un náufrago perdido en la isla por la que dio su vida.

    Fidel como último baluarte
    J. J. Armas Marcelo escenifica un mundo donde todos los referentes son dudosos. La Habana contemporánea espera a los invasores mientras la Revolución se apaga con la vida de Fidel Castro. Pero los guerreros que esperaron, agarrados a su fusil, un desembarco norteamericano como el de la mítica Playa Girón que cantó Silvio Rodríguez, han visto, impávidos, cómo la invasión de los turistas salvaba la maltrecha economía comunista.

    Con el país en coma y una calma sospechosa en la Habana, el coronel jubilado Walter Cepeda teme que la vida de Fidel sea

    Alevosía publica la novela histórica "La corona" de Nancy Bilyeau

    "La corona" de Nancy Bilyeau es una apasionante novela histórica que se desarrolla en la época de los Tudor a ritmo de thriller. Una bonita historia de lealtad, coraje y, por encima de todo, esperanza"


    Londres, 25 de mayo de 1537. Cuando se anuncia una muerte en la hoguera, las tabernas de los alrededores de Smithfield encargan barricas de cerveza adicionales, pero cuando quien va a morir en la hoguera es una mujer y además de noble cuna, llegan carros de cerveza. Yo viajaba en uno de esos carros el viernes de la semana de Pentecostés, en el vigésimo octavo año del reinado de Enrique VIII, para ofrecer plegarias por el alma de la traidora condenada a morir: lady Margaret Bulmer.



    Cuando la joven novicia Joanna Stafford, hija de la primera dama de la reina Catalina de Aragón, se entera de que su querida prima Margaret va a ser ejecutada públicamente en la hoguera, rompe el voto de clausura y se escapa del monasterio del priorato de Dartford.

    Sergio Ramírez, un narrador inteligente y preciso: Tovar y de Teresa

    El titular del Conaculta elogia trabajo literario del autor nicaragüense

    México, 23 Feb (Notimex).- Como un narrador inteligente y preciso, cuya principal fuerza está en su capacidad evocativa y de enorme belleza metafórica, así reconoció Rafael Tovar y de Teresa, presidente del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), al escritor nicaragüense Sergio Ramírez.

    Durante la ceremonia de entrega del segundo Premio Internacional Carlos Fuentes a la Creación Literaria en Idioma Español, el funcionario expresó su beneplácito, al tiempo que elogió el trabajo literario del autor centroamericano.

    En su intervención, el titular del Conaculta se refirió brevemente a los autores de la Generación del "Boom latinoamericano", entre ellos Mario Vargas Losa, Gabriel García Márquez y Carlos Fuentes, y de quienes dijo "su obra pertenece a la literatura clásica y universal".

    "Así también la obra de Sergio Ramírez se ha empapado de realidad y ha celebrado a la ficción", indicó Tovar y de Teresa, para quien la cultura es esa gran reserva espiritual que viene desde el México milenario, hasta la noche de ayer cuando el talento de dos mexicanos Emmanuel Lubezki y Alejandro González Iñárritu fue reconocido con el premio Oscar.

    "La tarea de la cultura debe ser vista con grandeza, con generosidad, pues no es una actividad más de una nación, sino el sentimiento donde se asienta nuestra esencia.

    "México es una casa de grandes artistas, de grandes creadores, que lo mismo se logran a raíces milenarias, que miran hacia el mundo con los ojos de la vanguardia", dijo.

    Sobre el premio, mencionó que el jurado integrado por Mario Vargas Llosa, Juan Goytisolo, Soledad Puértolas y Margo Glantz designó como ganador

    Biografía: Jorge de Montemayor o de Montemor, 1520, Montemor-o-Velho, Portugal / 26 de febrero de 1561, Turín, Italia



    Lo que se sabe de la vida de este autor portugués no es demasiado. De hecho, su identidad ha llegado a ser confundida con la del poeta Jorge de Vasconcellos (de Vasco Gonçelos, según otras fuentes), incluido dentro del Cancionero de Resende. Como lugar de nacimiento de este autor se barajan las ciudades de Lisboa, Coimbra, Montemor o Velho. Sabemos que fue mozo de cámara del Infante D. Duarte hasta la muerte de éste en 1540, pues figura en la Relaçam dos Moradores que se realizó con tal motivo. Después, parece haber pasado a formar parte de la casa del Príncipe D. Juan, al que dedicó su Comedia Eufrósina y sus Triunfos de Sagramor. Tras la muerte de D. Juan en 1564, estuvo al servicio del que sería rey D. Sebastián, al que dedicó unas Obras Moraes que no han llegado a nosotros.

    Traducirán capítulo del 'Quijote' en guaraní

    Según informó hoy la Secretaría de Políticas Lingüísticas de Paraguay (SPL), Cartes fue el encargado de iniciar la transcripción a mano del clásico de Miguel de Cervantes, cuyo capítulo 55 fue traducido al guaraní como parte del proyecto "Quijote Políglota", que busca traducir la obra a 60 lenguas diferentes para conmemorar el aniversario de la aparición de la segunda edición del clásico.

    Presentarán exposición sobre Cervantes

    ‘CERVANTES EN LA TORRE DEL LIBRO ANTIGUO’ ES EL TÍTULO DE LA EXPOSICIÓN, QUE SERÁ ACOMPAÑADA DE LA CONFERENCIA DEL MISMO NOMBRE.

    Continúan las actividades conmemorativas de la Biblioteca Pública Central del Estado ‘Lic. José Ignacio Gallegos Caballero’ y del cuarto centenario de la publicación de la segunda parte de Don Quijote de La Mancha, la obra maestra de la literatura española escrita por Miguel de Cervantes Saavedra en el siglo XVII.


    Exposición
    Dentro del marco de los festejos, este jueves 26 de febrero a medio día, se inaugurará la exposición bibliográfica ‘Cervantes en la Torre del Libro Antiguo’, que será acompañada por la conferencia del mismo nombre impartida por el maestro Óscar Jiménez Luna.
    Títulos representativos
    Los acervos cervantinos que se encuentran en los Fondos especiales de la institución, conforman la exposición. En ella se encontrarán algunos de los títulos más representativos del ilustre escritor, tales como de ‘El ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha’,”’La Galatea’ y ‘Trabajos de Persiles y Sigismunda’, obras provenientes de los siglos XVIII y XIX.

    El héroe de nuestro tiempo, de Lermontov


    Alba Editorial ha publicado recientemente una más que interesante edición de la que se considera la primera novela moderna de la narrativa rusa, y que además, contiene una antología poética del mismo autor. Lermontov escribió a la vez que otros grandes como Gogol y Pushkin, forjando una época dorada de las letras rusas, y preparando el terreno al por entonces adolescente Dostoievsky.
    El mismo Gogol reconoció que nadie escribía en Rusia una prosa tan perfecta como Lermontov. Y es que, a pesar de ser un notable poeta y escribir magníficas obras de teatro, su obra cumbre es, sin duda, su única novela, considerada por muchos como el primer paso del romanticismo al realismo. El libro consta de tres partes, en las cuales se describen con incomparable belleza los paisajes del Cáucaso. Su personaje principal, Pechorin, está fuertemente inspirado por el hombre superfluo que su amigo Pushkin retrata poco tiempo antes en Eugenio Oneguin. El mismo protagonista confirma su naturaleza errante y byroniana: “mi alma es inquieta y mi corazón insaciable, todo me parece poco. Sólo me queda un recurso: viajar”.
    Lermontov reconoce en el prólogo que su héroe es un retrato compuesto por los defectos de su generación. Aunque algunos críticos, han llegado a la retorcida pero no improbable conclusión de que en realidad, Lermontov estaba pintando sobre Pechorin su propio retrato. A diferencia de Lord Byron, las raíces pesimistas de Lermontov habría que buscarlas en la sociedad de la época, donde los escritores soportaban la gran represión de Nicolás I. En el libro justifica la malvada actitud de su personaje, que tendría su fatal origen durante su infancia: “Todos leían en mi rostro el estigma de las malas inclinaciones, que no existían pero que, a fuerza de presuponerlas, terminaron por aparecer”. Hay que recordar que, de niño,  Lermontov vivió graves enfrentamientos con sus profesores, propiciados por su genio precoz y una enorme cultura, impropia para su corta edad. Máximo Gorki también explica su condición pesimista: “El pesimismo de Lermontov es un sentimiento real: en ese pesimismo vibra claramente el desprecio a la sociedad que lo origina y lo condena”.
    Pechorin es sin duda uno de los grandes héroes de la literatura universal, un personaje perverso pero no en la manera clásica. Posee muchos elementos del Don Juan de Lord Byron como la contradicción, el cinismo, el dandismo y la ironía, pero también tiene virtudes nobles y una sensibilidad extremadamente evolucionada. Este contraste de cualidades le convierten en un seductor superlativo, adicto a las hiperbólicos sentimientos que provocan en él las mujeres, a las que concede un peso vital. Junto a ellas, vive emociones que subraya constantemente con un gran lirismo:  “Una chispa eléctrica pasó de su brazo al mío. Casi todas las pasiones comienzan de ese modo”. Sus agudas reflexiones y análisis del sexo femenino regalan mucho placer a través de esta deliciosa novela. Pechorin vive grandes pasiones, aunque su corazón nunca se deja atrapar del todo, y al final siempre reniega del matrimonio. “Veinte veces me jugaría la vida a una carta, incluso el honor… pero no vendería mi libertad. ¿Por qué me aferraré tanto a ella? ¿Qué bien me proporciona?”.
    A pesar de ser un fatalista sin redención, Pechorin mantiene orgulloso un gran amor por sí mismo: “Los ojos, aunque cercados por una sombra oscura, tenían un brillo orgulloso e implacable. Quedé satisfecho de mí mismo.”
    Estamos ante una obra maestra absoluta, breve pero intensísima, con un estilo que marcaría las pautas a otros titanes como Dostoievsky o Chéjov. La vida de