Rosario Raro publica su novela histórica "Volver a Canfranc"

"Volver a Canfranc" de Rosario Raro es una novela llena de emoción situada en la Segunda Guerra Mundial que combina realidad y ficción para relatar la historia verídica de un grupo de héroes, en su mayoría anónimos, que arriesgaron sus vidas para ayudar a miles de ciudadanos judíos a escapar del horror nazi a través de la estación Internacional de Canfranc. Un aduanero bretón, una camarera zaragozana, un músico metido a panadero, un contrabandista, un obrero ferroviario y un conde parisino son los protagonistas de esta historia inolvidable.


Volver a Canfranc es una novela inolvidable que cuenta con fidelidad unos hechos históricos aún poco conocidos por el público no especializado, deliciosamente novelados y mezclados con algunos personajes de ficción que, por su verosimilitud y su lograda inserción en el relato, muy bien pudieron haber vivido los acontecimientos que se narran. Este leve maquillaje literario, que la autora honestamente revela al final del libro, no deforma, sino que adorna la realidad histórica y contribuye a subrayar, de una manera muy amena y llena de emoción, el importante papel que desempeñó ese paso fronterizo durante la Segunda Guerra Mundial.

Arqueología y Literatura, primeros libros de la colección Historia Ilustrada de México


México, D.F. Los libros Arqueología, de Enrique Vela, y Literatura, los primeros de la colección Historia Ilustrada de México, fueron presentados este jueves en la Librería Rosario Castellanos.
Enrique Florescano, coordinador de la serie coeditada por Penguin Random House y el Conaculta, dijo que su finalidad es “una nueva forma de difusión de la historia (…), que entregue los más acabados conocimientos, casi siempre almacenados en los centros académicos, al mayor público posible”.
En la presentación se realizó un profundo recuento. Ahí, Enrique Vela, autor del estudio Arqueología, habló de los mayores avances y descubrimientos de la actualidad en esa disciplina y mencionó que en México “hacen un hoyo y sale una pieza excepcional: eso pasa todos los días. La arqueología se sigue escribiendo”.
Además, Vela realizó un recuento de más de 500 años de desarrollo de esa disciplina en el país, cuyo origen está incluso antes de la llegada de los españoles.

Vargas Llosa pide pelear un round más

Su último libro, "Los cuentos de la peste", es una obra de teatro 
compleja e irregular, libremente inspirada en "El Decamerón" 
de Bocaccio

Ningún ejemplo mejor que el de un boxeador veterano que se niega a bajar del ring para parodiar la tragedia humana que supone querer perpetuarse más allá de los límites naturales. Negar lo evidente para todos, no poder asumir otro papel que no sea el de héroe, dilatar el retiro, garantizan la paliza y el oprobio.

Sería fácil pegarle al Vargas Llosa de hoy: un excampeón de los pesos pesados desde hace ya varios años en franco declive. Acusarlo de vanidoso, reprocharle que no haya colgado los guantes, que no haya dado un paso al costado, que no esté protegiendo su legado. Decir a viva voz que pelea por la bolsa.

Más difícil es tratar de entender qué mueve a un hombre de 79 años que lo ha conquistado todo, incluido el premio Nobel de Literatura, a seguir escribiendo incansablemente, sin importarle el qué dirán o las consecuencias.

La explicación puede buscarse en el origen mismo de Los cuentos de la peste, su último trabajo, una audaz pero complicada pieza teatral que debe su nacimiento a la fascinación del peruano con la obra del escritor italiano Giovani Bocaccio.

Y es que en el caso de Vargas Llosa basta un estímulo, un viaje a Florencia, una relectura de El Decamerón, para que el fuego sagrado se desate, para que el viejo se sienta joven otra vez, para que el maestro se ponga a trabajar con esa mítica voluntad suya que lo llevó a asombrar al mundo con novelas como La ciudad y los perros, La casa verde, Conversaciones en La Catedral, Pantaleón y las visitadoras o La guerra del fin del mundo.

Gustavo Adolfo Bécquer, un poeta romántico a la cabeza de las letras contemporáneas

La nueva edición crítica de «Rimas y leyendas» y la revisión de su biografía ponen al sevillano en la base de las letras hispanas contemporáneas

La vida y obra literaria de Gustavo Adolfo Bécquer han estado oscurecida desde su muerte por el mito romántico que ha acompañado a su figura y que sus propios amigos fomentaron para contribuir al éxito de «Rimas y leyendas», el libro póstumo que lo convirtió en uno de los autores más populares del penúltimo cambio de siglo. Por ello, su vida se ha presentado en muchas ocasiones como el ejemplo más acabado -con permiso de Mariano José de Larra-, de tardorromántico español, en una visión que combina el recuento de amantes -muchas de ellas apócrifas-, el regusto bohemio algo acartonado y una vida tristísima marcada por al pérdida, la enfermedad y las penurias económicas.
Esta imagen pretende dejarla definitivamente atrás para el gran público la edición que han preparado los investigadores María del Pilar Palomo y Jesús Rubio Jiménez de «Rimas. Leyendas y relatos orientales», que este mes publica la Fundación José Manuel Lara y que aspira a convertirse en edición canónica.
La edición crítica, con estudios sobre las «Rimas», a cargo de Palomo, recoge todas las variaciones de los poemas publicados, casi todos a la muerte del autor; y también las «Leyendas». Más una biografía que en apenas cincuenta páginas ofrece un retrato del autor a partir denumerosas fuentes, de cartas a documentos oficiales, así como una exhaustiva bibliografía.

Paul Johann Ludwig von Heyse

(Berlín, 1830 + Munich, 1914) Novelista y dramaturgo alemán. Hijo de un lingüista, estudió en la Universidad de Berlín y se graduó en ella; pero no sintió una verdadera y sólida inclinación a la actividad científica. En 1852 marchó a Italia, de donde llevó temas e impresiones que a menudo habrían de reaparecer en su producción literaria. En 1854 le llegó a Berlín una invitación de Maximiliano de Baviera para trasladarse a Munich, señalándole un estipendio que le permitía dedicarse por entero a la literatura.
Apuesto, elegante y escritor de fácil inspiración, pero no descuidado, reunió en torno a sí a los representantes de la vida literaria de aquella ciudad, entonces uno de los centros culturales más importantes de Alemania. Entre sus amigos figuraron escritores muy superiores a él, como Fontane, Burckhardt, Keller, Storm, Geibel, Hewald, Schffel y otros. Debe la fama a su eclecticismo y a su capacidad para recoger ecos y reflejos de la literatura contemporánea, cuyos contrastes y divergencias supo atenuar.

Biografía de Giacomo Casanova

(Giacomo Girolamo Casanova; Venecia, 1725 - Dux, actual República Checa, 1798) Escritor y aventurero veneciano. Célebre por su vida disoluta, sus incontables amores y sus relaciones con personalidades de la época, fue seminarista, secretario del cardenal Acquaviva en Roma, violinista y protegido de un senador de Venecia. Viajero infatigable, visitó numerosos países y regresó a Venecia en 1755.
Ese mismo año, por su afición al juego, los trucos de magia y la publicación de unos sonetos satíricos considerados demasiado licenciosos, fue condenado a cinco años de reclusión en la cárcel de los Plomos de Venecia, de la cual se evadió tres años después, protagonizando una audaz fuga.
Refugiado en Francia, creó en este país la lotería pública, que funcionó desde 1762 hasta 1836. Obligado a abandonar París tras perder una de sus muchas causas judiciales, recuperó su afición por los viajes y visitó numerosas ciudades europeas. Después de una prolongada estancia en Turín y Trieste, consiguió el perdón y regresó a Venecia en 1774, año hasta el que llegan sus famosas Memorias.

Entre el 2 y el 8 de abril de 1541 fallecía Fernando de Rojas

(La Puebla de Montalbán, España, h. 1470 - Talavera de la Reina, id., 1541) Escritor español, autor de La Celestina. Fernando de Rojas procedía de una familia acomodada de judíos conversos de cuatro generaciones que fue perseguida por la Inquisición. Estudió derecho en Salamanca y, como todos lo estudiantes salmantinos de aquella época, debió de cursar tres años obligatorios en la Facultad de Artes, por lo que seguramente conoció los clásicos latinos y la filosofía griega. En posesión del título de bachiller en Leyes, para el que tuvo que estudiar nueve o diez años, comenzó a ejercer como abogado en Talavera, de donde llegó a ser alcalde.

Por encima de todos: Fernando del Paso, cumpleaños 80

Para el joven narrador mexicano Carlos Velázquez (Coahuila, 1978), la narrativa del autor de Noticias del Imperio, Palinuro de México y José Trigo, entre otras novelas, es superior en calidad a cualquier otra obra de un autor mexicano vivo

CIUDAD DE MÉXICO, 1 de abril.- Fernando del Paso (Ciudad de México, 1935) ya es un clásico de la literatura mexicana, un autor ineludible para las nuevas generaciones y el monstruo más grande de nuestras letras. Así lo reconocen Antonio Ortuño, Carlos Velázquez y Antonio Ramos, tres jóvenes autores que nacieron en los años setenta, quienes reconocen la inevitable presencia e influencia del autor que hoy celebra sus 80 años de vida.


Sarah Lark, presenta en Mojácar, bajo su verdadero nombre, la novela histórica “Indalo”

La nueva novela de Christiane Gohl, verdadero nombre de la famosa escritora Sarah Lark, que ha vendido millones de libros de su trilogía sobre la cultura de los maoríes, entre las que se encuentra su novela “El país de la nube blanca”, traducida a varios idiomas.

Su nombre también se identifica en referencia a más de 150 libros sobre equitación, ya que es experta en caballos y defensora apasionada de los animales.

La novela histórica “ Indalo”, que se presenta el día 01 de abril en Mojácar, llegó a todas las librerías de España, el mismo día que Gohl recibía su Indalo de Oro, de manos de la alcaldesa de Mojácar, en Madrid, en el transcurso de FITUR. 
El pasado 29 de enero, el Ayuntamiento de Mojácar de Mojácar, galardonó a Christiane Gohl, con el Indalo de Oro 2015, premio que representa el reconocimiento sincero del Pueblo de Mojácar, a la difusión, que desde su labor profesional, la autora realiza desde años, del nombre de Mojácar.


Esta novela histórica, es un nuevo regalo que Christiane Gohl hace a Mojácar, y a todo el levante almeriense, ya que Christiane, ha escrito una magnífica novela histórica, ambientada en el emirato de Granada en1489, centrando su historia en la época en la que la reconquista de la España musulmana para la corona cristiana casi ha concluido. Los personajes ficticios, se mezclan con los históricos, en una interesante y fielmente reflejada mezcla de culturas (musulmanes, judíos y cristianos) mientras la leyenda en torno a Mojácar, es el telón de fondo de esta fabulosa novela histórica, llena de guerras sangrientas y convulsiones políticas, celos y un gran amor prohibido.

http://www.almeria24h.com/

Tal día como hoy 1 de abril de 1868 nacía Edmond Rostand

(Marsella, 1868 - París, 1918) Autor dramático francés, recordado especialmente como autor de Cyrano de Bergerac. Escribió habitualmente para la actriz Sarah Bernhardt y se le dio el sobrenombre de "rey de la Belle Époque". Siguió estudios de derecho y al mismo tiempo escribió una obra, Le Gant rouge (1888), así como un cierto número de poesías, sin ningún éxito.
No ejerció nunca la abogacía y se consagró por completo a los trabajos literarios. En 1890 publicó un volumen de poemas: Les Musardises. Otra obra de 1891, Les Deux Pierrots, tuvo tan poca aceptación como la anterior. Pero su comedia en verso Los noveleros, representada en 1894 en la Comédie Française, fue muy aplaudida. A continuación escribió dos piezas para Sarah BernhardtLa princesa lejana, representada en 1895, y La Samaritana, en 1897.
En diciembre de ese mismo año se representó otra creación suya, Cyrano de Bergerac, inspirada en el precursor de la ciencia-ficción, al que convirtió en un espadachín generoso, dotado de una monstruosa nariz, que fue un triunfo de una repercusión raramente igualada en los anales del teatro. Este drama en verso, ambientado en la Francia del siglo XVII, presenta al poeta y espadachín que da título a la obra secretamente enamorado de su bella prima Roxana. Cyrano no se atreve a declararle su pasión por temor a ser rechazado a causa de su fealdad, y se conforma, en cambio, con esconderse bajo el balcón de Roxana y dictar desde allí a Christian de Neuvillette las frases de amor que éste (un joven y rudo cadete procedente de Gascuña) no acierta a dirigir a la muchacha.

«La música de la memoria», de Xavier Güell

Quien espere una novela al uso sobre el septeto que ilustra esta reseña (su vida, sus obras, sus relaciones) se ha equivocado de libro, porque «La música de la memoria» no lo es. Está a caballo entre el ensayo, la narrativa y la biografía. Xavier Güell, que en la música clásica no sé si sabe todo, pero sí una barbaridad, ha trufado la triste realidad de todos estos artistas con elementos narrativos que añaden bastante atractivo (incrementado por el uso de la primera persona en que está narrado) a este libro, por el que desfilan en situaciones muy concretas grandes maestros. Los momentos están sabiamente elegidos y no tiene desperdicio. Nos presenta, por ejemplo, en el lecho del dolor, a Beethoven, grande, inmenso, a punto de perder la vida y que hubiera deseado ceder su testigo, ahí es nada, a un joven Schubert, que ante la presencia del maestro derrama gruesas gotas de sudor. Encoge el corazón escuchar al genio hablar de su sordera: «Sin ser sordo jamás habría compuesto de la forma que lo he hecho», escribe. Y lo creemos. Güell es uno y siete a la vez, y a cada sabe darle su voz. De Schubert retrata su supuesta homosexualidad, que ciertos estudios historiográficos apuntalan, y su relación con Franz von Chober, que trabajó con el propio compositor y junto con quien padeció el tormento de la sífilis. Brahms es un «ángel exterminador», capaz de hechizar a Schumann, que al conocerlo lo considera un heredero natural, y de enamorar perdidamente a la esposa de éste, Clara.

«No tengo miedo, jamás lo he tenido. Cuanto más he sufrido, más he amado. El peligro constante que siempre asumí ha servido para acrecentar mi amor por la vida». Con esta cita inaugura el capítulo sexto, el dedicado a Wagner. Ahí está Bayreuth, su sueño puesto en pie, la representación del «Anillo», la inauguración de un teatro majestuoso. Ya puede descansar tranquilo. Vemos a Liszt en su refugio religioso, donde realmente es él, «amigo fiel y leal que merece los mayores honores», según Wagner. Y Mahler, al que hallamos en plena travesía y de quien sentimos su desesperación por la muerte de su hija María.

Tal día como hoy de 1926 nacía John Fowles

(John Robert Fowles; Leigh-on-Sea, Essex, 1926 - Dorset, 2005) Escritor británico, uno de los más brillantes narradores de su generación, cuya obra incluye novelas tan aplaudidas como El coleccionista (1963) y La mujer del teniente francés (1969), llevadas respectivamente a la gran pantalla por William Wyler y Karel Reisz.
John Fowles frecuentó las escuelas de Londres y la Universidad de Oxford (New College), por la que se licenció en francés en 1950. Durante dos años enseñó en Francia y Grecia, y luego en Inglaterra, donde abandonaría la enseñanza para dedicarse enteramente a la carrera literaria. Su primera novela, El coleccionista(1963), conjugaba ya dos constantes de su producción: una trama extravagante, a medio camino entre la novela de intriga psicológica y el folletín, y una temática basada en la confrontación entre represión y vitalidad, en sus repliegues políticos, sociales y éticos, pero también existenciales y literarios.
El coleccionista tiene como personaje central y eje de la acción a un antihéroe: Frederick Clegg, un funcionario modesto, tímido, retraído y de escasas luces. Frederick alimenta un amor imposible por una estudiante de bellas artes llamada Miranda, que ni siquiera ha reparado en él. Este trivial asunto hubiera quedado confinado al mundo de los sueños irrealizables de Frederick de no haber sido porque resulta agraciado con un premio gordo de la lotería.
Enriquecido de repente, Frederick abandona su mediocre empleo y adquiere una casa de campo aislada, en la que realiza unas obras ya con la idea de mantener allí secuestrada a Miranda. Lleva a cabo su plan según lo tenía previsto: cloroformiza a la joven y la recluye en el sótano que había acondicionado. Frederick sabe que las diferencias sociales entre ambos y su propia falta de atractivo hacen imposible una relación de igual a igual, y opta por esa forma de dominio que compensa su asumida inferioridad.

Tal día como hoy 30 de marzo de 1844 nacía Verlaine

Paul Verlaine (Metz, 1844-París, 1896) Poeta francés. Considerado el maestro del decadentismo y principal precursor del simbolismo, es, en realidad, el único poeta francés que merece el epíteto de «impresionista» y, junto con Victor Hugo, el mayor poeta lírico francés del s. XIX. En 1851 su familia se instaló en París, donde Verlaine trabajó como escribiente en el ayuntamiento (1864). En 1866 publicó su primer libro, Poemas saturnianos, que revela la influencia de Baudelaire, al que siguieron Fiestas galantes (1869), en el que describe un universo irreal a lo Watteau, y La buena canción (1870).

Después de una crisis producida por el amor no correspondido que le inspiró su prima Élise Moncomble, halló una efímera estabilidad en su matrimonio con Mathilde Mauté (1870), disuelto a raíz de sus relaciones, a partir de 1871, con Arthur Rimbaud, con quien viajó a Bélgica y a Gran Bretaña (1872-1873). El 10 de julio de 1873, en Bruselas, hirió de bala a Rimbaud, quien le había amenazado con abandonarle. Condenado a dos años de prisión, salió de la cárcel después de recobrar la fe.
Su etapa de madurez se inicia con la publicación de Romanzas sin palabras (1874), que revela una poética nueva, basada en la música del verso, y expresa su desgarramiento, dividido entre Rimbaud y Mathilde. Tras una última riña con Rimbaud en Stuttgart, regresó a Gran Bretaña (1875), donde se dedicó a la enseñanza hasta que regresó a Francia (1877). Después de una recaída en el alcoholismo, volvió a Gran Bretaña con su alumno favorito, Lucien Létinois (1879-1880).

A mis soledades voy, de mis soledades vengo (Poema de Lope de Vega)