Biografía de Serafín Quiteño (Santa Ana, 16 de septiembre de 1906 – San Salvador, 6 de junio de 1987)

(Santa Ana, 1906 - San Salvador, 1987) Poeta y periodista salvadoreño. En el ámbito periodístico, firmó muchos de sus escritos con el pseudónimo de "Pedro C. Maravilla". Hombre de formación autodidacta, publicó sus primeros poemas la revista cultural Lumen, dirigida por los poetas Joaquín Castro Canizales y Rafael Cuéllar.
Su presencia en el panorama intelectual centroamericano le permitió relacionarse con numerosos artistas y escritores con los que formó el denominado grupo "Cactus". Allí militaban algunas plumas de la talla de Salvador Efraín Salazar Arrué ("Salarrué"), Alberto Guerra Trigueros, Jacinto Castellanos Rivas, Salvador Cañas, Emma Posada, Mercedes Viaud Rochac y, entre otros, los hermanos José y Luis Mejía Vides.

Biografía:Rosa Chacel Arimón (Valladolid, 3 de junio de 1898 - Madrid, 27 de julio de 1994)

Poetisa, narradora y ensayista española, nacida en Valladolid el 3 de junio de 1898 y fallecida en Madrid el 27 de julio de 1994. 

En su longeva existencia -transcurrida, en su mayor parte, fuera de España, debido a sus desavenencias políticas con la dictadura franquista-, participó en algunos de los principales movimientos estéticos que marcaron decisivamente la evolución de las Letras y las Artes del siglo XX (como el Ultraísmo), se relacionó con las figuras más destacadas de la intelectualidad española (como el filósofo José Ortega y Gasset, al que admiró profundamente y rindió tributo en su obra narrativa y ensayística), y dejó impresa una honda y depurada producción literaria que, caracterizada por su minucioso enfoque introspectivo, la sitúa entre las voces más representativas de la literatura española contemporánea. 

La suma de sus méritos intelectuales y creativos le hizo merecedora, en 1987, de uno de los mayores galardones literarios que se conceden en España, el Premio Nacional de las Letras Españolas, otorgado por el Ministerio de Cultura.

Biografía:Marqués de Sade (París, 2 de junio de 1740-Charenton-Saint-Maurice, Val-de-Marne, 2 de diciembre de 1814)

Donatien Alphonse François de Sade, conocido por su título de marqués de Sade .
Nació el 2 de junio de 1740 en París en una familia de la antigua nobleza provenzal, vinculada a la rama menor de la casa de Borbón

Inicia su educación en el monasterio benedictino de Saint-Léger d'Ebreuil y posteriormente en el colegio Jesuita d'Harcourt de París, en donde un sacerdote y tío suyo, el abad Jacques-Franois de Sade, será su tutor. Con diez años es observador de las continuas orgías que éste celebra en su castillo de Saumane.

Novela histórica sobre la proeza española que salvó al mundo de la peor epidemia

Javier Moro, premio Planeta 2011, rescata en A flor de piel el viaje filantrópico "más grande de la historia" y el devenir de veintidós niños milagro.

"No imagino que los anales de la Historia hayan aportado un ejemplo de filantropía tan noble y tan extenso como éste".

Son palabras de el doctor Edward Jenner, el inventor de la vacuna de la viruela sobre la "Expedición Balmis". El María Pita zarpó en 1803 desde La Coruña , un navío lleno de esperanza y de miseria. Partía hacia América con una veintena de niños huérfanos con la misión de erradicar una epidemia que se cebaba sin contemplaciones con todo ser humano que se cruzase a su paso. Sólo con el método "brazo a brazo", utilizando a los niños como portadores del suero, podría llegar en buenas condiciones a esos territorios tan lejanos. A principios del siglo XIX, la viruela, conocida como flor negra, mató o desfiguró a una quinta parte de la humanidad, por lo que fue considerada la plaga más difundida y más duradera.

Biografía:Saint-John Perse (Pointe-à-Pitre, Guadalupe, 31 de mayo de 1887 - Hyères, Francia, 20 de septiembre de 1975)

Saint-John Perse es el pseudónimo más conocido de Alexis Léger 

En la isla de Saint Léger, cerca de Guadalupe, un niño crecía de cara al mar, trasportado cada mañana a las mil aventuras que acunan las olas, con sus hondas y seculares cadencias. Quizá en la playa, frente a las caracolas que aprisionan voces misteriosas, aprendiera a interpretar el lenguaje alucinante del océano y la plañidera cadencia de las sirenas.

Alexis Saint Léger volvía cada día al caserón de sus padres con una experiencia nueva. En la biblioteca paterna, aislado entonces de los estímulos ancestrales, leía, juzgaba y analizaba. En torno del niño se extendían las vastas propiedades de sus antepasados, dueños y señores de la comarca; el clima que lo rodeaba era un clima casi feudal, con las concepciones, los prejuicios, las virtudes y los defectos inherentes a un estado de cosas muy anticuado y en desaparición. Los Léger eran amos, pensaban y actuaban como tales y no permitían desviaciones a la rigidez de sus principios.