Eugenio Montale, poesía, El lago de Annecy

El lago de Annecy

No sé por qué mi recuerdo te vincula 
al lago de Annecy 
que visité algunos años antes de tu muerte. 
Mas entonces no te recordé, era joven 
y me creía dueño de mi suerte. 
Por qué puede irrumpir una memoria 
tan enterrada no lo sé; tú misma 
me has sepultado sin saberlo. 
Resurges ahora viva, mas no estás. Podía 
preguntar entonces por tu pensionado, 
ver salir las muchachas en fila, 
encontrar un pensamiento tuyo de cuando aún estabas 
viva y yo no lo he pensado. Ahora que es inútil 
me basta la fotografía del lago. 


Versión de José Ángel Valente