LOS INTELECTUALES Y ESPAÑA.- MARÍA ELVIRA ROCA BAREA

"Analfabetos ha habido siempre pero nunca habían salido de la universidad"

Imperiofobia y Leyenda Negra [Siruela], el libro de Elvira Roca Barea supone una inyección de autoestima en el ánimo lacónico que caracteriza a los españoles, a quienes se les podría aplicar una versión de la máxima de Pareto: la gente no se cuestiona individualmente lo que colectivamente no le importa cuestionar. O sea España y su Historia.

¿Qué es la novela histórica?

La Novela Histórica

¿Qué es la novela histórica? ¿Qué requisitos debe reunir una novela para poder aplicarle el adjetivo histórica? ¿Qué es lo que hace que podamos reunir bajo esa etiqueta obras tan dispares como Ivanhoe y La cartuja de Parma, Guerra y paz y El último mohicano, El señor de Bembibre y Bomarzo?

Poesía de Hans Carossa, "A un niño"


A un niño

La nieve caía sobre la casa de tu madre,
Ella aún no sabía nada de ti 
Aún no imaginaba con qué ojos
Alguna vez la mirarías.

Ella iba por el día tan temerosa a veces,
Como si un sufrimiento tuyo la amenazase
Y posaba entonces sus débiles manos
Protectoras, sobre tu sangre.

Igual que el sol el tiempo de mañana

Así gestaba ella en lo oscuro tu hado.
Tú no estabas aún sobre la tierra
Y sin embargo estabas ya por todas partes. 

El libro del buen amor, de Juan Ruiz, el Arzipreste de Hita

El libro del buen amor

Escrito en el siglo XIV (1381-1389), en plena Edad Media española, por Juan Ruiz, Arcipreste de Hita (Guadalajara, diócesis de Toledo), nacido en Alcalá de Henares (Madrid). Un arcipreste es un cargo religioso que dirige una zona de una diócesis (a su vez, la diócesis es administrada por un obispo).

Mediante continuos recursos irónicos, el autor equilibra la desvergüenza y la delicadeza en un texto tan didáctico como humorístico, tan piadoso como lujurioso. Y tan sencillo en ocasiones y oscuro en otras como corresponde a los escritos de un clérigo de hace setecientos años. En un fragmento (sobre el sacramento de la penitencia), el autor avisa de que:

"Escolar soy muy rudo, ni maestro ni doctor,
aprendí y sé poco para ser demostrador;
esto que yo digo entiéndalo usted mejor;
bajo la vuestra enmienda pongo el mi error."

Castillo de Hita

El título actual dado a toda la obra (Libro de buen amor) se infiere de los propios comentarios que contiene, puesto que ha llegado hasta nosotros sin una denominación genérica clara. Lo propuso el filólogo Ramón Menéndez Pidal en 1898. Nótese que se le denomina "de" buen amor, y no "del" buen amor.