Biografía de Wolfram von Eschenbach

 Wolfram von Eschenbach

Poeta alemán, nacido en Eschenbach (Franconia) hacia 1170, y muerto en su lugar de origen alrededor del año 1220.

En la corte del margrave Herman de Turingia trabó amistad con Walter von der Vogelweide, el mayor poeta del Minnesang (o lírica cortés alemana). Se dedicó entonces al comercio con las musas, plasmando sus amoros -reales o ficticios- en una poesía lírica que exalta la moralidad y la fidelidad de los amantes. Dentro de este género trovadoresco, sobresalió por el cultivo de las "albas", breves poemas que reflejan la despedida de los amantes que han de separarse al amanecer.


No obstante, Wolfram von Eschenbach ha pasado a la historia de las letras germánicas por la composición de una extensa obra de género caballeresco, el famoso Parzival (1200-1210), reelaborado a partir del Perceval del francés Chrétien de Troyes (quien, a su vez, lo compuso con el material procedente del ciclo bretón del Grial). Se trata de un larguísimo poema de unos veinticinco mil versos, cuyo trasfondo teológico-moral presenta la relación entre la culpa humana y la gracia divina. En lo que a su dimensión histórico-literaria se refiere, el Parzival de Eschenbarach tiene la originalidad de relacionar con la tradición céltica del rey Arturo todo el proceso de cruzadas y órdenes militares religiosas que se dio en su tiempo. El autor da rienda suelta a su vena narrativa, adornada por elementos fantásticos y exóticos que embellecen su largo poema. El Parzival tuvo un enorme éxito desde el momento de su aparición, como lo prueban los numerosos manuscritos que lo reprodujeron y, andando el tiempo, el drama musical que sobre su argumento compuso Richard Wagner.

Wolfram von Eschenbach escribió otros dos poemas extensos que, oscurecidos por la fama del Parzival, apenas tuvieron repercusión. Se trata del Willehalm (ca. 1215), relato idealizado del conde Guillermo de Aquitania, un cabellero de las cruzadas; y del Titurel (ca. 1215), obra inconclusa que retoma, al igual que el Parzival, viejos argumentos de la leyenda del Santo Grial.