Novedades policiales: De Benjamin Black a Robert Galbraith

En los próximos meses llegarán las novelas de detectives de John Banville y J. K. Rowling.

Su rostro estaba desfigurado flotando en el agua. Los dedos tenían manchas de nicotina. Una pareja que se paseaba por el parque vio el cadáver, que se asomaba desnudo al borde del canal, y dio el aviso a la policía.  
“Hombre, al final de la veintena o al principio de la treintena, completamente desnudo excepto por un calcetín, el izquierdo”, se lee al inicio de Ordenes sagradas, novela firmada por Benjamin Black, el alter ego del destacado escritor irlandésJohn Banville. 
Aparecida en inglés en 2013, ahora es publicada en español por editorial Alfaguara. La séptima entrega de Benjamin Black trae devuelta al  doctor Quirke y su amigo, el inspector Hackett. Es la década del 50 en Irlanda, los diarios sufren la censura, y la Iglesia Católica ejerce gran influencia social. Mientras, el doctor Quirke, quien está de turno en el hospital, recibe para la autopsia ese cadáver que flotaba en el agua. “¡Dios mío! Lo conozco”, grita. Es Jimmy Minor, el gran amigo de su hija Phoebe. 
“La prosa magnética, el sutil erotismo y la profusión de detalles sobre los años cincuenta son motivos más que de sobra para poner esta saga sobre la mesa”, señaló del ejemplar el diario estadounidense The New York Times. 
Ordenes sagradas llegará este primer semestre a Chile como otras novedades del género policial. Entre estas destaca el segundo libro de Robert Galbraith, el seudónimo de la autora británica creadora de la saga de Harry Potter, J. K. Rowling.   
Se llama The Silkworm y  será traducida con el nombre de El gusano de seda. Editorial Salamandra ya anunció su publicación, luego que el debut de Robert Galbraith, El canto del cuco, apareciera en español por el sello Espasa, del Grupo Planeta.  
Es el regreso del detective privado y veterano de guerra, Cormoran Strike. Esta vez deberá resolver el crimen del novelista Owen Quine, quien es encontrado muerto después de finalizar un libro en el que personas de su entorno aparecen citadas. 
La historia se basa en el espionaje telefónico en Inglaterra y en la experiencia de Rowling con la prensa y su vida privada.
DE SUECIA A ANTOFAGASTA

Un clásico que será rescatado es el autor sueco Per Wahlöö (1926-1975), conocido como el padre del policial nórdico. El sello RBA publicará su segunda novela, Asesinato en la planta 31 (1966), inédita en español.  
Uno de los principales rascacielos de una ciudad situada en el futuro concentra un grupo de prensa: una docena de diarios y revistas. Hay un aviso de bomba y los empleados deben desalojar. Al parecer es una amenaza terrorista. El implacable comisario Jensen sólo tendrá siete días para interrogar a los pocos sospechosos que hay y cerrar el caso.
Un reconocido del género en Latinoamérica es el mexicano Elmer Mendoza. Las miserias del narcotráfico las ha relatado en novelas como Balas de plata y La prueba del ácido, protagonizadas por el detective Edgar “El Zurdo” Mendieta.
Ahora, Mendoza hace debutar en su narrativa a otro personaje: “El Capi” Garay. El joven de 18 años es el protagonista de la novela El misterio de la orquídea Calavera editada por el sello Tusquets. 
El debut es todo un reto para “El Capi” Garay: su padre está secuestrado y debe reunir cuatro millones de dólares en tres días. Garay emprende un viaje que cambiará su vida. “El está convencido que es un muchacho que no sirve para nada, pero mientras avanzan las negociaciones sí se da cuenta que es un tipo que tiene valor”, dijo Elmer Mendoza sobre su octava novela. 
Quien debutará en el mundo del crimen ficcional, es el chileno Hernán Rivera Letelier. En marzo próximo editorial Alfaguara publicará su primera novela policial, La muerte es una vieja historia, que está inspirada en un caso ocurrido en la tierra de su autor: Antofagasta. “Voy a poner patas arriba a la novela policial chilena”, dice desafiante Rivera Letelier. Los protagonistas son “El tira” Gutiérrez y su ayudante, la hermana Tegualda. Entre ellos ocurrirá una aventura amorosa. “Un juego erótico”, adelanta el autor de libros que hasta ahora recreaban el pasado en la Pampa, entre el desierto y las salitreras.